Home

Nguillatun: La memoria de la resistencia

(8 , agosto 2013)

La comunidad realizó los preparativos antes de la llegada del Machi y de las otras comunidades que  participaron de una de las ceremonias más importantes para la vida mapuche, la ceremonia espiritual del Nguillatún. Se levantaron las ramadas que albergaron a los asistentes. Se levataron las ramadas que albergaron a los asistentes y se encendió el fuego donde cada familia cocinó. . Llegó el  Lawen, las diferentes comidas, la carne. Alrededor del Rewe de la comunidad Rodrigo Melinao del territorio ancestral de  Pailahueque  se pidió por el bienestar del Lof, por el fortalecimiento de los lazos entre las comunidades y por la salud de su Werkén que está en prisión como consecuencia de la lucha por la reivindicación territorial.
Los lideres y miembros de este Lof han estado en prisión en reiteradas oportunidades, aplicándoseles la Ley Anti Terrorista acusados de usurpación, atentados e incluso de mantener una escuela de guerrillas.  El Werkén Hugo Melinao Licán, estuvo en prisión preventiva 8 meses, fue detenido en enero del 2017 en un operativo de la inteligencia policial denominado “Operación Tauro”, en el cual se le acusaba de encabezar una “escuela de guerrillas” y de tenencia ilegal de armas, parte del arsenal que se vinculaba a la Operación eran armas de juguete, para jugar paintball. Cuando se dictaba  la sentencia absolutoria del Werkén otros dirigentes mapuche eran encarcelados en la llamada Operación Huracán que también resultaría un montaje del gobierno y de las policías.
También fue el momento de recordar en este Nguillatún a Rodrigo Melinao hermano de Hugo,  asesinado el 6 de agosto del 2013. El joven mapuche fue encontrado muerto al interior de una parcela en el sector de Chiguaihue en Pidima con un impacto de bala en su tórax. Rodrigo era un defensor de su territorio, vivió el hostigamiento policial y luchó en contra de la devastación territorial que generan las forestales. El  fiscal de Collipulli, Luis Chamorro, junto a la forestal Bosques Cautín, lo acusó de incendio de bosques, por el cual obtuvo una condena de cinco años y un día, además, de 541 días  por daños a la empresa. Rodrigo optaría por la clandestinidad. Seis meses después de su muerte en un nuevo juicio sería absuelto de todos los cargos. Su crimen aún permanece impune.

Fotografia: Fernando Lavoz

Ingreso a la Comunidad Rodrigo Melinao ubicada en el territorio ancestral de Pailahueque.

Días de lluvia invernal en el territorio ancestral de Pailahueque al interior de la Comunidad Rodrigo Melinao. Se prepara la ceremonia ancestral de Nguillatún que reune a miembros y familias de diferentes Lof.

Miembros de la comunidad buscan yerbas tradicionales (Lawen) para la Ceremonia del Nguillatun.

Yerbas tradicionales (Lawen) recolectadas para la Ceremonia del Nguillatun.

Henry Melinao Huañaco, hijo de Rodrigo Melinao Licán asesinado el 6 de agosto del 2013. El joven mapuche fue encontrado muerto al interior de una parcela en el sector de Chiguaihue en Pidima con un impacto de bala que presentaba en su tórax.

La comunidad realizó los preparativos antes de la llegada del Machi y de las otras comunidades que  participaron en una de las ceremonias más importantes para la vida mapuche, la ceremonia espiritual del Nguillatún. Se levataron las ramadas que albergaron a los asistentes y se encendió el fuego donde cada familia cocinó.

En la Comunidad Rodrigo Melinao ubicada en el territorio ancestral de Pailahueque se realizó el 8 de agosto del 2015 la Ceremonia espiritual del Nguillatún para pedir  el bienestar del Lof , fortalecer los lazos entre las comunidades, entregar fortaleza a su Werkén Hugo Melinao que está en la cárcel y recordar a Rodrigo Melinao Licán asesinado en agosto del 2013.

En la Comunidad Rodrigo Melinao ubicada en el territorio ancestral de Pailahueque se realizó el 8 de agosto del 2015 la Ceremonia espiritual del Nguillatún para pedir  el bienestar del Lof , fortalecer los lazos entre las comunidades, para compartir los frutos de la tierra y agradecer los beneficios recibidos.

Alrededor del Rewe y del fuego la comunidad Rodrigo Melinao del territorio ancestral de  Pailahueque  se pidió por el bienestar del Lof, por el fortalecimiento de los lazos entre las comunidades y por la salud de su Werkén que está en prisión como consecuencia de la lucha por la reivindicación territorial.

En la Comunidad Rodrigo Melinao ubicada en el territorio ancestral de Pailahueque se realizó el 8 de agosto del 2015 la Ceremonia espiritual del Nguillatún para pedir  el bienestar del Lof , fortalecer los lazos entre las comunidades, entregar fortaleza a su Werkén Hugo Melinao que está en la cárcel y recordar a Rodrigo Melinao Licán asesinado en agosto del 2013.

Se prepara la carne durante el Nguillatun. Se comparten los frutos de la tierra y se agradecen los beneficios recibidos.

Lluvia, barro y frio, duro invierno en la comunidad Rodrigo Melinao. Los lideres y miembros de este Lof han estado en prisión en reiteradas oportunidades, aplicándoseles la Ley Anti Terrorista acusados de usurpación, atentados e incluso de mantener una escuela de guerrillas.  El Werkén Hugo Melinao Licán, estuvo en prisión preventiva 8 meses, fue detenido en enero del 2017 en un operativo de la inteligencia policial denominado “Operación Tauro”, en el cual se le acusaba de encabezar una “escuela de guerrillas” y de tenencia ilegal de armas, parte del arsenal que se vinculaba a la Operación eran armas de juguete, para jugar paintball

Chemamull que colocó en el cementerio de Chiguaiwe en la tumba de Rodrigo Melinao Licán. Rodrigo fue asesinado el 6 de agosto del 2013. El joven mapuche fue encontrado muerto al interior de una parcela en el sector de Chiguaihue en Pidima con un impacto de bala en su tórax. Rodrigo era un defensor de su territorio, vivió el hostigamiento policial y luchó en contra de la devastación territorial que generan las forestales.

Descanso ubicado en el sector de Chiguaiwe que muestra el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Rodrigo Melinao Licán. El  fiscal de Collipulli, Luis Chamorro, junto a la forestal Bosques Cautín, lo acusó de incendio de bosques, por el cual obtuvo una condena de cinco años y un día, además, de 541 días  por daños a la empresa. Rodrigo optaría por la clandestinidad. Seis meses después de su muerte en un nuevo juicio sería absuelto de todos los cargos. Su crimen aún permanece impune.