Home

Lof Narciso Ñanco: seguimos en la resistencia.

El Lof Narciso Ñanco ubicado en Curiñanco alto mapu, Lafken Mapu, rupu las minas waria Valdivia, continúa con el proceso de reivindicación de sus tierras que hoy están en manos de la Forestal Arauco que se ha encargado de hostigar constantemente a los miembros de la comunidad. La lamngen Fernanda Ñanco se encuentra en este momento viviendo un proceso de preparación espiritual de Machil, es decir que pronto se convertirá en Machi del territorio. Por esta razón preocupa cualquier proceso judicial que pueda ser levantado en su contra, ya sea por parte de la Forestal Arauco o por el Estado chileno, porque interfiere con la tranquilidad que ella necesita para llevar adelante su proceso. La reivindicación territorial y su preparación espiritual son una forma de resistencia vital: “Acá seguimos en la resistencia, como Che, como persona para recuperar nuestra mapu, nosotros no estamos solos tenemos nuestra ancestralidad." (Machil Fernanda Ñanco).

Fotografia: Fernando Lavoz

Fernanda Ñanco, lider de la comunidad, se encuentra en este momento viviendo un proceso de preparación espiritual de Machil, es decir que pronto se convertirá en Machi del territorio.

El Lof Narciso Ñanco ubicado en Curiñanco alto, Lafken Mapu, cerca de la ciudad de Valdivia ha hecho ingreso a sus tierras ancestrales que hoy están en manos de la Forestal Arauco.

Interior de la Ruca, construcción tradicional mapuche hecha con materiales naturales.

Metawe, vasija ceremonial de cerámica sobre el suelo lluvioso del Lafken Mapu (tierras del borde costero)

Un par de botas yacen en la tierra arcillosa. Hoy, las tierras del Lof se encuentra en manos de la Forestal Arauco luego de haber pasado por diferentes dueños incluso después de que el estado chileno entregara en 1931 el título de dominio al abuelo de Fernanda Ñanco, Narciso Ñanco.

Copihue rojo (kolkopiw) , una planta de enredadera que crece en suelos húmedos característico de la zona. La Forestal Arauco se ha encargado de hostigar constantemente a los miembros de la comunidad que están en proceso de recuperación territorial.

Techo de la ruca hecha de coligüe, paja y otros materiales naturales. “Acá seguimos en la resistencia, como Che, como persona para recuperar nuestra mapu, nosotros no estamos solos tenemos nuestra ancestralidad." (Machil Fernanda Ñanco).

El poco bosque nativo que la forestal ha dejado contrasta con las plantaciones de pinos que invaden la zona.

La Machil Fernanda Ñanco en las tierras que el Lof está recuperando. “Acá seguimos en la resistencia, como Che, como persona para recuperar nuestra mapu" (Machil Fernanda Ñanco).

Rollos de alambre y utensilios de trabajo.

Adolescente mapuche practica con el wetruwe, arma  tradicional mapuche, es un tejido de lana con el cual se lanzan piedras.

La ruca construida sobre las tierras en recuperación.