Home

Coñomil Epuleo, una comunidad en resistencia

  • conomil.epuleo-1
  • conomil.epuleo-2
  • conomil.epuleo-3
  • conomil.epuleo-4
  • conomil.epuleo-5
  • conomil.epuleo-6
  • conomil.epuleo-7
  • conomil.epuleo-8
  • conomil.epuleo-9
  • conomil.epuleo-10
  • conomil.epuleo-11
  • conomil.epuleo-12
  • conomil.epuleo-13
  • conomil.epuleo-14
  • conomil.epuleo-15
  • conomil.epuleo-16
  • conomil.epuleo-17
  • conomil.epuleo-18
  • conomil.epuleo-19
  • conomil.epuleo-20
  • conomil.epuleo-21
  • conomil.epuleo-22
  • conomil.epuleo-23
Website Slider by WOWSlider.com v4.2

 

El 22 de mayo del 2014 la comunidad mapuche Coñomil Epuleo Lof Collico, sufrió un violento allanamiento policial. Hombres fuertemente armados, con rostro cubierto y con desprecio rompieron las pocas cosas que tenían en sus casas. La poca vajilla que había, cuadros y cosas que no presentarían ningún peligro para nadie, sólo a la mentalidad de aquellos que por ser lo que son: “Comuneros mapuche”, asumen su criminalidad y terrorismo latente. Tras cada allanamiento se genera una especie de “ritual”, este consiste en reagruparse. Mientras los más jóvenes permanecen en las cercanías y se mantienen vigilantes del retiro de todos los efectivos, esto porque generalmente son el objetivo de los efectivos policiales, tengan o no tengan relación con el motivo del allanamiento. El resto, mujeres, viejos y niños se reúnen en medio de la comunidad a evaluar los daños y juntar las lacrimógenas y cartuchos de escopetas que son el legado que deja generalmente carabineros tras su paso. Niños intoxicados por lacrimógenas. Heridos por balines y perdigones de carabineros. Un comunero arrollado por un carro lanza-gases, el que resultó detenido junto a otro peñi. El interior de las casas destruido y decenas de cartuchos de escopeta y lacrimógenas apostados en el centro de la comunidad. El 14 de septiembre del 2014 la comunidad ingresa a sus tierras ancestrales ocupadas actualmente por el colono Hernán Bayer iniciando el proceso de recuperación territorial de 1500 hectáreas. Muchos enfrentamiento y desalojos violentos van dejando muchos heridos y detenidos. El 11 de octubre, comunidades en resistencia de la zona de Malleco llegaron hasta el interior del fundo que la Comunidad mantiene en recuperación para participar en el tradicional Palin Weichan (juego ancestral mapuche) para afiatar los lazos de fraternidad entre los Lof y aunar fuerzas en su lucha que continúa.